CREENCIAS LIMITANTES ANTE EL CONFLICTO

CREENCIAS LIMITANTES ANTE EL CONFLICTO

CUANDO EL CONFLICTO SE GESTIONA DESDE LA RAZÓN….

“Mamá, cuando en el cole pasa algo entre dos niñ@s, mi profe sólo se cree lo que le cuenta el que está llorando”

“¿Y tú qué sientes cuando eso sucede?”

“Es INJUSTO mamá, al que no llora también le han pasado cosas y nadie lo escucha”

Estas palabras las compartía mi hija hace unos días conmigo.

¿Qué sucede si ante un conflicto, le otorgamos LA RAZÓN a una de las partes implicadas?

GANANCIAS PARA “UNO”:

-Uno gana y el otro pierde
-Uno está en lo cierto (tiene LA VERDAD ABSOLUTA) y el otro está EQUIVOCADO.
-Uno es el BUENO y el otro es el MALO
-Uno es APROPIADO y el otro es INAPROPIADO
-Uno es DIGNO y MERECEDOR de ESCUCHA, COMPRENSIÓN, AMOR y el otro NO

COSTOS PARA EL “OTRO”:

-SOLEDAD
-INCOMPRENSIÓN
-INSATISFACCIÓN
-DESAMPARO
-VACÍO
-FALTA DE AMOR

 

Ante un conflicto hay dos o más partes implicadas, todas ellas percibiendo “La VIDA” en ese instante desde sus pies, cada uno pensando, sintiendo, necesitando y actuando desde un lugar distinto y no por ello “equivocado”.
Ambos merecedores de escucha, atención, comprensión, compañía y apoyo.

No justifico con ello, de ningún modo, acciones violentas de ningún tipo, no se trata de eso. Siento que forma parte de nuestra responsabilidad, como padres, profesores y adultos, ser firmes y claros informando de límites que establezcan un marco de seguridad, para que las relaciones interpersonales se puedan dar con garantías de cuidado y respeto mutuo.

Sólo intento esclarecer que más allá de la percepción MENTAL que las partes implicadas expresan a través de sus palabras, que normalmente, suelen ser en forma de juicio acusador hacia el otro del tipo:
-“Es que XXXX me ha pegado con la pelota y por su culpa me he caído al suelo y me he hecho daño”

HAY MÁS, HAY MUCHO MÁS….

Y acompañar a los niños a que puedan esclarecer lo que hay más allá , a mi entender, es nuestra responsabilidad como adultos y requiere PARAR y TOMARSE EL TIEMPO NECESARIO PARA REFLEXIONAR:

1- ¿Cual ha sido el estímulo que en ambas partes ha movido el conflicto?
2- ¿Qué ha “interpretado-juzgado” cada parte?
3- ¿Qué ha sentido cada uno?
4- ¿Qué está necesitando cada parte?
5- ¿Qué reacción han tenido y que tipo de acciones alternativas se pueden plantear para “restablecer-sanar” el vínculo y el daño ocasionado así como para gestionar futuras situaciones similares?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te espero en mi nueva web. Pincha en la imagen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies